viernes, 27 de febrero de 2009

POR EL DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

1 comentario:

Malisse D. dijo...

La “mujer obrera” es aquella que ha sido insertada intelectual y físicamente al engranaje de las necesidades del capitalismo. Desde el trabajo asalariado y la proliferación de roles designada por la presente sociedad industrial sólo se podrá conseguir explotación, a menos que se luche en su contra (en contra del trabajo mismo, y no en contra de “bajos salarios”); ello implica posicionarse contra los privilegios que el sistema podría ofrecer: los derechos (y los deberes) son parte de la moral engendrada por la sociedad burguesa, con ellos sólo se puede contribuir a la ascensión de la paz social (no sólo entre clases, sino entre la vida impuesta y los verdaderos deseos de los individuos enajenados –el proletariado).

Es necesario, además de reconocer que los análisis que no se ubiquen como una propuesta verdaderamente anticapitalista, tomar en cuenta la necesidad de la superación de los sub-géneros o las luchas particulares que empobrecen una crítica hacia la totalidad. Explotación es explotación. Alienación es alienación. No importa si los explotados tienen pene o vagina.